Remedios caseros para cuidar las uñas

Para muchas personas el aspecto de sus manos y uñas es algo muy importante, por lo que mantenerlas intactas y con buen aspecto es necesario. Existen distintos tratamientos que permiten que estas puedan ser hidratadas y menos quebradizas.

Los tratamientos más recomendados para lograr esto, son aquellos 100% naturales, ya que tienen propiedades capaces de ofrecer nutrientes que las hacen mucho más fuertes. No como aquellos químicos que lo que hacen es debilitarlas.

A continuación, te daremos a conocer aquellos tratamientos naturales, que puedes emplear en el cuidado de tus uñas, los cuales son muy fáciles de elaborar y no resultan ser costosos.

Remedios caseros para las uñas

Hidrata con aceite de oliva

El aceite de oliva gracias a su aporte en grandes cantidades de vitaminas A, D, E y K, favorece en el buen funcionamiento del sistema digestivo, la presión arterial, etc., ayudando así aprevenir un monto de enfermedades. Además de esto, la vitamina E y A, son las que contribuyen y ayudan al cuidado de las uñas por medio de la hidratación, lo que las hace mucho más fuerte y que se nutran por dentro.

Si deseas hidratar tus uñas con este tipo de tratamiento casero, los pasos a seguir para esto son muy simples y sin duda alguna obtendrás los resultados que deseas.

Solo debes tomar ½ taza de aceite de oliva a un recipiente, sumergir tus dedos en el aceite por unos 10 o 15 minutos (si las manos están libre de esmalte es mucho mejor).Puedes dar una especie de masaje por el borde de la uña si así lo deseas. Luego de transcurrir este tiempo, lava con abundante agua y listo, obtendrás unas uñas totalmente hidratadas

Aceite de ricino

El aceite de ricino es uno de los remedios caseros más comunes usados con el fin de aportar mayor nutrición, hidratación y fortaleza a las uñas, esto se debe a sus contenidos de vitaminas y omega 6. Se recomienda usarlo al menos una vez al día, puedes hacerlo mojando un algodón con dicho aceite para que sea mucho más sencillo aplicárselo a tus uñas.

El ajo, una buena opción

Otro de los tratamientos que aportan vitaminas a la uñas, es el esmalte en base de ajo. Al igual que los anteriores este se encarga de hidratar y fortalecer las uñas, además que en caso de tener hongo o infecciones, es muy recomendado por sus propiedades antibióticas.

Aplicarlo es muy fácil, solo debes agarrar dos o tres dientes de ajos (la cantidad que gustes), triturarlos muy bien y agregarlo al esmalte tranparente que usas como brillo para uñas. Puedes usarlo cada vez que te pintes las uñas como especie de protector.

Zumo de limón

Si deseas tener unas uñas impecables, en un recipiente vierte un poco de zumo de limón, luego introduce las uñas por unos minutos. Esto se recomienda para blanquearlas y fortalecerlas.

Finalmente, esperamos que cada uno de los tratamientos proporcionados te permitan tener las uñas que tanto deseas, recuerda que la ventaja de hacer uso de ellos, son la propiedades y vitaminas totalmente naturales que aportan.

Sin dejar a un lado que la mayorías de los ingrediente que se utilizan para su elaboración los puedes obtener de tu despensa, por lo cual no tendrás que invertir una gran cantidad de dinero en su elaboración.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *