8 mitos sobre el cuidado del cabello

Todas las personas que nos preocupamos por nuestra imagen tratamos de cuidar nuestro cabello de la mejor posible. Sin embargo, algunas veces resulta que nuestras acciones en lugar de lograr una buena cabellera terminan dañándola. Durante nuestra constante investigación nos topamos con un trabajo sensacional acerca de estos 8 mitos sobre el cuidado del cabello.

Mito número 1: el secador de pelo es dañino para el cabello, es mejor secarlo naturalmente

Nada de eso, a menos que tengas un cabello muy corto que no necesite más de 15 minutos para secarse. Si dejas el cabello largo mojado, las moléculas de agua que caen en el esqueleto literalmente expulsan las proteínas de la estructura del cabello. Como resultado tendrás un cabello frágil, seco y sin brillo. ¿Tienes una reunión importante a la que debes asistir bella y radiante? Entonces utiliza el secador de pelo para secar tu cabello, claro que lo tienes que no debes excederte de temperatura.

Mito n. ° 2: la caspa es un signo de cuero cabelludo demasiado secado

Aunque pueda parecer un razonamiento congruente, es exactamente lo opuesto. La caspa es un signo de la actividad excesiva de las glándulas sebáceas. Además: el uso de aceites y productos que contienen grasa para cuidar las raíces del cabello puede convertirse en una causa independiente de la caspa. Por lo tanto, si tienes este problema, lávate el cabello con más frecuencia y utiliza champús especiales contra la caspa. Y recuerda que, si tienes caspa y usas aceites, entonces debes dejar de usarlo.

Mito # 3: si te cortas el cabello con frecuencia, entonces crecerá más rápido

La verdad sobre el crecimiento del cabello es que este proceso depende de la actividad de los folículos. Por lo tanto, cortar las puntas no tiene ningún efecto en la velocidad de la división celular. Así que, si quieres que tu cabello crezca rápidamente no debes hacer caso a quienes te recomiendan cortarte las puntas. Sin embargo, es recomendable que te cortes las puntas, de lo contrario tu cabello se verá desordenado y descuidado. Pero, recuerda, no hay otras razones para ir al peluquero.

Mito # 4: se vuelve gris por culpa del estrés

De hecho, la velocidad de aparición y la cantidad de canas están programadas genéticamente. Si tu papá y tu madre han vivido hasta una edad avanzada sin un cabello gris, lo más probable es que puedas prescindir de las sombras para el cabello gris. El hecho es que la cantidad de canas depende directamente de la cantidad de melanina producida en el cuerpo. Conforme pasan los años, el cuerpo disminuye la producción de melanina, lo que facilita la aparición de canas. Ningún estudio científico pudo determinar que el desarrollo de la melanina se ve afectado por el estrés.

Mito # 5: Usar constantemente una cola o un moño provoca la caída del cabello

Esta afirmación es cierta solo en un caso: cuando tiras de la cola o del mechón tan fuertemente que tu cabello parece un bailarín de ballet. La fijación libre de la cola, trenza o moño no daña el cabello, por lo tanto, no provoca pérdida alguna.

Mito # 6: después del lavado, el cabello debe enjuagarse con agua fría para “cerrar la cutícula”

La temperatura de cualquier cosa es importante solo para las células vivas, capaces de sentirse calientes y frías. El cabello está completamente hecho de células muertas, por lo que no existe absolutamente ninguna diferencia con qué tipo de agua las estás enjuagando. Ahora, si usas agua a temperaturas demasiado bajas o elevadas podrías dañar tu cuero cabelludo y tener problemas. Pero, usualmente ninguna persona se sometería a tales torturas.

Mito número 7: para tener un cabello saludable, deben peinarse con más frecuencia

El peinado, especialmente frecuente, tendrá dos consecuencias: el cabello se ensuciará más rápido (de hecho, se tirará diligentemente sobre el sebo de la piel) y se electrificará más, ya que provocas fricción. ¡Así que no te excedas! Es suficiente peinarse dos veces al día: por la mañana y antes de acostarse. Bueno, si durante el día necesitas arreglar tu cabello, también puedes pasarte el peine.

Mito número 8: el champú debe cambiarse cada 3 meses

La misma historia que con el cuidado de la piel. No, el cabello (que consiste en células muertas, ¿recuerdas?), no se puede acostumbrar a nada. Por lo tanto, la única razón para cambiar el champú puede ser un cambio en la condición del cabello.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *